El Chance Vallenato del Fanatismo

Por Guillermo Romero Salamanca | en los años setenta comenzó de manera ilegal en Colombia la fiebre por el chance, una modalidad de apuesta con números que juegan a la par con diversas loterías.

Llegó a la costa Atlántica proveniente de Cuba y allí los jugadores de la suerte encontraron una modalidad para conseguir unos pesos más. 

En toda la región caribe es costumbre apostar a los gallos de pelea, a los juegos de azar y el parqués. Los fulleros de dominó pueden pasar en interminables horas mirando cómo vencer a sus enemigos mientras memorizan cada uno de las fichas que están en la mesa.

Quizá uno de los números más apostados por los jugadores vallenatos del chance es el 039, por la mítica canción del maestro Alejo Durán, quien se lamentó que su amor de su vida se la había llevado un bus cuya placa estaba signada con ese número.

Los juglares vallenatos y luego sus cantantes recibieron un apoyo idílico de miles de fanáticos por sus canciones, sus composiciones o sus hechos extravagantes. Todos los conocen, todos saben sus historias, todos intrigan con sus datos.

Uno de los que más seguidores ha tenido es Diomedes Díaz
Con su autoría, su voz y el acordeón de Nicolás “Colacho” Mendoza, Diomedes Díaz presentó el 30 de mayo de 1984, el álbum El Mundo, que contenía 11 canciones, de las cuales “Se te nota en la mirada”, “Hombre parrandero” y “Mi muchacho” fueron las que más éxito tuvieron.

Diomedes Díaz estaba en la cúspide su carrera y era recibido con aplausos, gritos y vítores en las calles, tarimas, conciertos, presentaciones y en las emisoras.

Su fanaticada lo seguía acá y allá y coreaban los versos de “Mi muchacho”: Recuerdo la cartilla abecedario / El primer día que al pueblo me mandaron/ Porque era día de fiesta/ Recuerdo que iba tan entusiasmado/ Porque desde que me habían bautizado/ No llegaba a la iglesia/ El 16 de julio es la fiesta de la Virgen del Carmen/ El 16 de julio es la fiesta de la Virgen del Carmen”.

El calor en Valledupar sube aún más hacia el mediodía, pero más cuando sus seguidores lo veían en las calles, se abalanzaban y de inmediato lo cogían, lo abrazaban y lo besaban, pero muchas señoras le pedían su pañuelo sudoroso, que luego guardarían como su más preciado tesoro, en pequeños altares con imágenes, fotografía del cantante, flores y velas. Era una latría hacia el vocalista y compositores.

Por eso cuando falleció el 22 de diciembre de 2013, las lágrimas corrían por las mejillas de millares de personas de la costa atlántica. Se iba al más allá el ídolo, pero quedaba en la tierra la leyenda.

El desfile por el Parque Cementerio Jardines del Ecce Homo de Valledupar hasta la tumba del ídolo era para cotejar números y quizá por ello, el más apostado en los últimos tiempos es el 1108 que eventualmente les ha dado suerte a sus seguidores y apostadores.

En forma periódica los diarios anuncian que otra vez los fanáticos del cacique de la Junta volvieron a ganar y descuadran las arcas de las casas apostadoras. Le van a la suerte con el 2013, el 2213, pero también le juegan al 526 por corresponder al mes de mayo y al día de su nacimiento. 

Algo parecido ha ocurrido con los números de las tumbas de Kaleth Morales, Patricia Teherán, Martín Elías y Jesús Manuel, todos fallecidos trágicamente en las carreteras del país.

El mismo Kaleth Morales cantó: “Y sigo atado como el hilo a tu cometa/ Me gane el chance y contigo ya no hay tristeza”.

¿Tiene ya los números del chance para mañana? Recuerde que todo es posible en este mundo.

others.share

Artistas de vallenatos romanticos

Vallenato Romántico: Historia, Canciones y Características que lo Hacen Único

Omar Geles Canciones

Omar Geles: El Rey del Vallenato y sus Obras Maestras

Rafael Orozco en concierto

Mencionar Personas en Canciones de Vallenato en Colombia

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptes su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Rechazar