Mencionar Personas en Canciones de Vallenato en Colombia

Tal vez por tradición ranchera –música que tuvo su fanaticada en la Costa Atlántica--, y que, de hecho, Rafael Orozco y Jorge Oñate, entre otros les fascinó cantar sus canciones de Antonio Aguilar, Pedro Infante y Jorge Negrete, entre otros, se acostumbró a mencionar personas en medio de las canciones.

Fue común que los juglares nombraran a sus patrocinadores. Tal como se hizo también con el porro donde personajes como el ganadero Arturo García se inmortalizaron.

Son innumerables. “Casilda” se hizo famosa en una de las canciones de Los Corraleros, cuando Eliseo Herrera grita: “Casilda, ponga hacer tinto que son las cinco”.

En la década de los setenta, cuando Alfredo Gutiérrez irrumpió como “el rebelde del acordeón” nombró en varias de sus canciones a Juana Montes. Miles de versiones salieron sobre la señora.

Años después se conoció su verdad: ella era quien les preparaba el sancocho al grupo de Alfredo cuando ensayaba en Sincelejo. 

Era tan hacendosa la señora y tan servicial que la mencionaron y se convirtió en una mujer muy famosa en Colombia.

Así entonces en los años ochenta políticos, periodistas y todo tipo de personajes salieron a relucir en las canciones. Para los grupos era una oportunidad de tener otros ingresos adicionales

Ser mencionado por Los Hermanos Zuleta, Binomio de Oro, Alfredo Gutiérrez, Juan Piña, El Binomio de Oro era un privilegio para unos y una buena inversión, para otros.

El director y programador radial Julio César Galvis de Bucaramanga puede ser quizá uno de los que más tiene canciones donde lo mencionan, incluso a sus hijos y le agregan: “En la ciudad bonita”. Esto garantizó, además, que la canción fuera también escuchada.

Los temas con nombres vienen desde las mismas composiciones de Rafael Escalona con “La casa en el aire”, dedicada a su hija Ada Luz, “La vieja Sara”, a la madre de los hermanos Zuleta, “Jaime Molina”, entre otras.

También lo hizo Guillermo Buitrago con “Compa’e Helidoro”, “Cinco noches de velorio” y “Dame tu mujer José”, entre otras.

Capítulo aparte merece la mención a Raúl Gómez, un mítico personaje con miles de leyendas y que pasó a la posteridad luego de la composición que le escribiera el maestro Hernando Marín

La tituló como “El gavilán mayor” y aunque no dice su nombre, en La Guajira, Magdalena y el Cesar era de dominio público de quién se trataba. 

Según las informaciones de los periódicos de la época, Raúl Gómez fue uno de los grandes narcotraficantes de marihuana que enviaban hacia los Estados Unidos. 

La canción la grabó Diomedes Díaz con el acordeón de Nicolás “Colacho” Mendoza y encabezó el elepé “Dos grandes” y fue publicado el 20 de noviembre de 1978.

En Colombia se cantó en esa época el estribillo: “Yo soy el Gavilán Mayor, que en el espacio soy el rey”.  

Gustó, las personas lo cantaron y lo bailaron sin conocer a ciencia cierta la historia.

El 30 de noviembre de 1982 Codiscos presentó la producción “Fuera de serie” de El Binomio de Oro con Rafael e Israel Romero. El quinto tema fue “Lleno de ti” del maestro Mateo Torres.

Después de mencionar a Luis Fernando Santos, uno de los directivos de El Tiempo y hermano del ex presidente Juan Manuel Santos, como “mi amigo”. 

Comienza la canción y luego de la quinta estrofa dice: “Para Beatriz, la cachaquita enamorada” y remata con el “Ay hombe”.

¿Quién era la cachaquita enamorada? En una oportunidad en una entrevista en el hotel Dann en Bogotá le preguntamos a Rafael Orozco sobre quién era ella y contestó: “la novia de un amigo mío”.

Salieron a la palestra muchas Beatriz, que, además, eran cachacas y estaban enamoradas. De tal forma que decenas de mujeres llamadas así, se atribuyeron esa mención.

Un día, una compañera de universidad contaba alegre que pocos sabían que la mención era para ella. Igual se llamaba Beatriz y aunque no era de Bogotá sino de Pereira, en la costa llaman a los del interior como cachacos.

Beatriz Valencia comentaba que todo fue porque su novio la llevó un día a una de las grabaciones en Bogotá, saludaron a Rafael y él, como un gesto de amistad, la mencionó.
Todavía siguen las dudas.

others.share

Acordeonero interpretando la Gota Fria

La Gota Fría: de una Tortura a Emblema Musical de Colombia

El vallenato y el dinero

El Chance Vallenato del Fanatismo

Alfonso López Michelsen

Alfonso López Michelsen llevó al vallenato de la parranda al concierto mundial

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptes su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Rechazar