¿Cuáles son los cuatro ritmos vallenatos?

El ministerio de Cultura de Colombia define así a los cuatro ritmos del vallenato.

SON 

Cuando el acordeón llegó a remplazar la guitarra en las músicas del Valle de Upar, surgió la división de este aire, el más lento y cadencioso de los cuatro y que aún conserva un poco de sus ancestros españoles en forma de décimas cantadas. Se dice que su ejecución es tan compleja que el acordeonero debe tocar dos ritmos al mismo tiempo, con los bajos y los pitos. Alejo Durán y Juan Polo Valencia fueron algunos de sus intérpretes más conocidos. El primer son en ser llevado al disco fue “El luto de mi corazón” de Pacho Rada

EL PASEO 

Es el ejemplo máximo del vallenato como medio de comunicación y periódico cantado, raíces de su transformación en género musical. De hecho, su nombre parece evocar las épocas en que los trovadores trasegaban por toda la provincia narrando los acontecimientos de un pueblo a los habitantes del siguiente caserío. Cuando un paseo se baila, se hace caminando al ritmo de la música, como quien sale al parque a pasear. Existen dos variantes de este aire: el paseo rápido y el paseo lento. 

El paseo es el aire más comercializado en la industria vallenata y ha sido un territorio de experimentación, algunas veces afortunado y otras no tanto. “La negra”, de Alberto Murgas, y “El jardín de Fundación”, canción que se toca en el Festival de la Leyenda Vallenata como homenaje a la tradición, son paseos muy recordados.

LA PUYA 

Es quizás el primero de los cuatro aires en ser tocado con el ensamble completo de caja, acordeón y guacharaca. Su nombre proviene de una música tocada en gaita por los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta para imitar el canto veloz de los pájaros. Este sonido se bailaba en fila y cada persona hacia un gesto que imitaba “puyar” o picar a la persona del frente con la punta de los dedos, por eso se llama puya. Cuando los indígenas bajaban de la Sierra se encontraban con la población negra, que acompañaba sus cantos con tamboras. Poco a poco se fueron uniendo para tocar y cantar, y a la llegada del acordeón, resultó el primer aire en componerse con los tres elementos fundamentales; ahora se le considera el ritmo ideal para exhibir dotes de improvisación y virtuosismo. Como al principio la puya se utilizaba para imitar el sonido de los animales fue apenas natural que sus primeras letras hablaran sobre el mundo animal. Hoy en día, sin embargo, es el aire que menos se graba y se escucha. 

EL MERENGUE

Este aire encuentra un símil profundo en otros ritmos provenientes de América Latina. Su velocidad se debe, en primer lugar, a que los acordeones antiguos no tenían tantas lengüetas como los de hoy, así que se usaban estos valores para equilibrar sus problemas de interpretación. 
Se dice que el merengue es el aire más difícil de tocar, aunque en todos los aires se pueden encontrar piezas de mayor o menor complejidad técnica. Algunos aires reconocidos son “La Brasilera” de Rafael Escalona y “El Polvorete”, interpretada por Lisandro Meza. Como su forma musical no da pie a temas bucólicos o melancólicos, el amor no suele ser la materia prima de los merengues; en cambio, las letras suelen contar anécdotas personales del compositor, o estar dedicada a amigos y parientes. Los máximos exponentes de este aire fueron Chico Bolaños, Octavio Mendoza y Chico Sarmiento.

others.share

El vallenato y el dinero

El Chance Vallenato del Fanatismo

Rita Fernández Padilla Homenaje festival cuna de acordeones

¡Llega la 46ª edición del Festival Cuna de Acordeones de Villanueva!

Jean Carlos Centeno | Sentir Vallenato

Jean Carlos Centeno: El viaje musical de una leyenda del vallenato que conquista corazones

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptes su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Rechazar